Participaron 140 alumnos.

A fin de cumplir con lo establecido por el programa de Fortalecimiento para la Seguridad (FORTASEG) en su apartado de Prevención Social de la Violencia y Delincuencia con participación Ciudadana, el lunes 23 de julio, arrancó el programa “prevención de la violencia escolar 2018” en las escuelas secundarias Manuel Ignacio Altamirano y Técnica No. 42.

El jefe de gabinete, Magdiel Gómez Muñiz, mencionó que esta política pública se caracteriza por promover un modelo de prevención del delito en el que participan padres de familia, estudiantes y la Comisaría de Seguridad Pública, y detalló en qué consistió el inicio de la misma: “en este arranque formal, el primer responsable de la capacitación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, estuvo participando como panelista magistral y se enfocó principalmente a los derechos del niño, los intereses de los padres de familia por salvaguardar la integridad de sus muchachos y por supuesto también, los padres de familia en relación con los profesores y directores de los planteles”.

Los especialistas que encabezan el proyecto son de la Sociedad Civil Kaliopeo, equipo multidisciplinar que, conjuntando distintas áreas del conocimiento y herramientas científicas, tanto sociales y humanísticas como exactas y naturales, se especializa en investigar, generar información y proporcionar asesoría, según se muestra en su página web.

Gómez Muñiz señaló que después de algunos procesos de diagnóstico en las colonias donde se encuentran ambos planteles, detectaron distintos tipos de problemáticas en cada escuela: “la violencia verbal era mucho más notoria en la secundaria federal, así lo hizo saber el sondeo que se hizo de los entrevistados, y en la colonia La Primavera tuvimos más temas de ciberbullying a través de las redes sociales. Y cada uno se va a abordar con estos especialistas para darle solución”.

El jefe de gabinete apuntó que este tipo de programas preventivos se desarrollarán en Ocotlán hasta el mes de diciembre, aunque reconoció desconocer si esta política se llevará a otros planteles de las Zonas de Atención Prioritaria (ZAP), o sólo se mantendrá en las dos escuelas precursoras.