Personas que viven con discapacidad se ven orilladas a pagar transporte privado.

Las personas que viven con discapacidad no pueden hacer uso del trasporte público debido a que los camiones no cuentan con la infraestructura necesaria que los integre como usuarios, un ejemplo de ello, es José Pablo Godínez Cisneros, estudiante del Centro Universitario de la Ciénega, que viven al otro extremo del plantel educativo y se traslada con vehículo particular puesto que la condiciones del trasporte público lo han orillado.
“Si he querido hacer uso del transporte público como viene siendo el camión pero como no cuenta con rampas como los que hay en Guadalajara” enfatizó Pablo Godínez.

Godínez Cisneros, ha vivido toda su vida en el municipio de Ocotlán, y puntualiza que en casos excepcionales ha hecho uso del transporte público, sin embargo, su experiencia no es grata puesto que los conductores del camión no tienen la paciencia para esperar que suban las personas con sillas de ruedas, muletas y demás.

“Inclusive si les haces la parada el camión no se para, el operador no se para, porque pierde tiempo en lo que sube la silla por eso no usamos el transporte público” señaló Godínez Cisneros.

Uno de los conductores de la ruta que recorre la colonia Arboledas, informó que cada semana por lo menos tres personas que viven con discapacidad hacen uso del transporte público en su unidad, sin embargo, puntualizó que sólo aquellas que usan muletas, ya que no se cuenta con la infraestructura por parte de los camiones como lo son las rampas para garantizar la inclusión, así como el cuidado a ese sector de la población puesto que ninguna ruta del municipio de Ocotlán cuenta con este tipo de sistema.