El año pasado recolectaron 210 mil pesos.

A poco más de una semana para el arranque de la colecta nacional 2018 de la Cruz Roja mexicana, la Delegación Ocotlán dio a conocer que el año pasado, el monto recaudado por este medio no fue suficiente ni para cubrir los gastos relacionados con el servicio social, es decir, los servicios prehospitalarios que se brindan sin costo en accidentes viales.

El presidente del Consejo Directivo, Ernesto Temores Plascencia, comentó que esta es la oportunidad más importante que tienen para obtener un ingreso que les ayude a solventar parte del gasto corriente que genera la institución, aunque el año pasado no llegaron a reunir lo suficiente para solventar el gasto social, lo cual explicó: “está la parte de las ambulancias, que eso no se ha considerado como gasto social, más sin embargo, ese es el real gasto social, entonces hablamos de un gasto mensual de unos 20 mil pesos, más de 200 mil pesos al año. El año pasado no llegamos a la meta tan sólo en esa cantidad, estamos hablando que de aportación de las personas fueron 80 mil pesos, quiere decir que el gasto que se da a la comunidad, no se cubre ni el 50%, no llegó ni a un peso por habitante”.

Temores Plascencia puntualizó que, además de la aportación de la comunidad, el sector empresarial contribuyó con entre 30 y 40 mil pesos, mientras que el gobierno municipal les destinó 90 mil de un apoyo que había quedado pendiente desde 2016 (el cual era originalmente de 150 mil), lo cual dio como total un monto de 210 mil pesos, menos de los 240 mil correspondientes al gasto social que la Cruz Roja genera en una anualidad.

Pero estas erogaciones no son las únicas que debe realizar esta institución, aseveró el presidente del Consejo Directivo: “hay gastos de mantenimiento, hay gastos de inversión, gastos de nómina, gastos de la luz, compra de consumibles como medicamentos y material de curación; hay gastos corrientes que estamos hablando de 85 mil pesos cada quincena”.

El inicio de la colecta será el próximo domingo 25 de febrero en el kiosco de la plaza principal en punto de las 11:00 horas. El boteo tendrá una duración de tres meses, el cual se realiza en la vía pública para después pasar a escuelas e instituciones y finalmente abarcar el sector empresarial.