La cota actual del río Santiago es de 97 metros y 20 centímetros.

Con la finalidad de que dependencias como CONAGUA y SIAPA, además del gobierno del estado, escucharan una vez más las exigencias de Ocotlán relacionadas con el nivel de los ríos Zula y Santiago y su mantenimiento, una comitiva de autoridades del municipio ribereño acudió a la ciudad de Guadalajara para manifestar su preocupación ante el desinterés de los entes estatales.

El presidente municipal, Paulo Gabriel Hernández, afirmó que por más de dos años no han sido escuchados y recordó los problemas que se han presentado en la ciudad por la desatención a los cuerpos acuíferos: “Ocotlán ha sido golpeada en diferentes ocasiones por inundaciones provocadas por el desbordamiento de los ríos Zula y Santiago, por los altos niveles de los cauces. Quienes vivimos en la ciudad, conocemos la situación y sabemos el peligro que representa el hecho de que ni la CONAGUA ni el SIAPA atiendan la problemática”.

En mandatario citó como ejemplo las contingencias que han tenido lugar en la capital del mueble nada más el año pasado en el que 196 viviendas sufrieron inundaciones, en ocho colonias de la zona rural; en cuestión del campo, 485 hectáreas fueron afectadas, lo que representó una pérdida de 8.5 millones de pesos.

Aunado a lo anterior, el director de Bomberos Ocotlán, Francisco Godínez Castellanos, habló sobre el nivel de la cota actual de los cauces y cuáles son las afectaciones dependiendo su altura: “la cota máxima registrada el año pasado fue la 97.36 y actualmente en el mes de enero, sin estar en un temporal de lluvias, vamos en una cota de 97.20. Quisiéramos reiterar que la máxima es 97.80, nos falta muy poco para que el río se desborde de manera no natural. El plan operativo de inundaciones en la ciudad de Ocotlán, Jalisco hecho por la misma CONAGUA, nos indica en el 2008, que la cota de 95 causa daños leves en la ciudad, la 95.5 causa daños moderados y la 96 causa daños severos. Ahorita estamos un metro y 20 centímetros por arriba de este nivel”.

Asimismo, el director de Protección Civil agregó que en todas las ocasiones en las que el municipio solicitó acceder al Fideicomiso del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN), han sido negadas sin sustento jurídico alguno.

Por su parte, el director de Gestión Integral de Agua Potable y Drenaje, Ramón Ruelas de la Mora, señaló que los 7.5 metros cúbicos por segundo que requiere el distrito de riego y la Zona Metropolitana de Guadalajara para su abastecimiento, deberían ser proporcionados por el acueducto Chapala-Guadalajara, lo cual no sucede ya que la infraestructura sólo traslada 5 metros cúbicos, por lo que deben recurrir al río Santiago para compensar el faltante, lo que ocasiona que se deje un nivel alto en cauce antes mencionado debido a la gran cantidad de maleza acuática que impide el flujo del agua y que afecta al municipio, por lo que se requiere que se desazolven los ríos.