El primer paso es la aplicación de encuestas para detectar las carencias en las localidades.

Con la finalidad de definir el denominado Presupuesto Participativo, el gobierno de Ocotlán inició esta semana con las visitas a distintas colonias del municipio, a fin de aplicar cuestionarios para conocer sus necesidades y ser tomadas en cuenta dentro del Presupuesto de Egresos de 2018.

El jefe de gabinete, Magdiel Gómez Muñiz, informó parte de los resultados obtenidos en las primeras localidades, en donde las principales carencias son los servicios públicos: “en la Lázaro Cárdenas, el 80%-90% de los ciudadanos están demandando el tema del agua, en el número dos estamos hablando de seguridad y en el número tres el tema de basura. En el Nuevo Fuerte nos pudimos percatar que en esta área demandan bastante el tema de luminarias, que hagamos intervención inmediata en la señalización de las calles, control de motocicletas e inversión en espacios públicos”.

Para llevar a cabo el Presupuesto Participativo, del 27 de noviembre al 10 de diciembre, autoridades municipales visitarán, además de las dos colonias antes mencionadas, 13 más: Torrecillas, 6 de Noviembre, El Porvenir, Solidaridad, Los Sauces, San Martín de Zula, El Joconoxtle, San Juan, Ferrocarril, El Potrero, La Primavera, Morelos y Centro.

Gómez Muñiz refirió que el recurso que se va a destinar del Presupuesto de Egresos al Participativo dependerá de las necesidades que tengan las colonias y mencionó el criterio de prioridad para empezar los trabajos en el mes de enero: “nosotros estamos apostándole a que las Zonas de Atención Prioritaria (ZAP) que ya están previamente señaladas en el tema federal, nos den un norte.

Son colonias que han sido por anteriores administraciones poco atendidas. Nosotros estamos dándole esta vuelta donde prácticamente queremos igualar el tema de la participación ciudadana y escuchar a los que no han sido escuchados en los anteriores trienios”.

El funcionario aseveró que fue hasta el último año de la administración que tomaron en cuenta a la ciudadanía dentro del presupuesto debido a que en las anualidades anteriores no contaban con ese recurso, ya que la mayoría era destinado al pago de deudas y créditos solicitados por gobiernos anteriores.