Liberación de precios de la gasolina entró en vigor el 1 de diciembre.

El gerente de la gasolinera ubicada en el cruce de la avenida 20 de Noviembre y Río Colorado en Ocotlán, Alfredo Solís aclaró la situación por la cual algunas estaciones sufren escases de combustible; aclaró que de momento PEMEX no ha informado sobre un aumento como se ha especulado entre la población. La liberación de los precios en el combustible es un hecho, a pesar de esto, algunos gasolineros del municipio pactaron una “competencia sana” para no afectar a la población en los precios.

La liberación de los precios del combustible en el estado entró en vigor este primero de diciembre, a pesar de ello, los encargados de abastecer gasolina en el municipio pactaron mantener un rango en los costos al público, por lo que podría haber diferencia de precios en algunas estaciones de Ocotlán, pero serían mínimas, específica de uno a cuatro centavos.

Solís aseguró que el problema es un tema reciente y explicó que las refinerías donde las estaciones de Ocotlán cargan el combustible para transportarlo al municipio, se han dedicado a surtir pipas de otros municipios e incluso estados a los que no se les atendía anteriormente, lo que genera un desabasto general en el combustible: “Este problema lo empezamos esta semana, este problema lo tenemos las estaciones de Ocotlán y zonas cercanas, la cuestión no es porque vaya a subir el precio, porque eso rumora la gente, ahorita por lo pronto PEMEX no ha informado de aumento entonces el desabasto lo que es en Manzanillo y El Castillo es por cuestión de que algunas estaciones de Hidalgo, donde se abastecen pipas no están dando abasto y se escasea el combustible”.

Solís argumentó que las estaciones de combustible que hay en el municipio adquieren el combustible en la ciudad colimense, y expresó que han sido relegados en el turno de surtido, por lo tanto el líquido se ha retrasado en llegar a Ocotlán: “A Ocotlán le toca ir por el combustible a Manzanillo, entonces lo que está pasando es que primero PEMEX surte a las pipas para abastecer a sus estaciones y los que tenemos pipa de auto-abasto nos dejan al final, por eso el retraso”.

Aclaró que según un testigo que labora para la misma gasolinera, confirmó que las pipas que tienen preferencia a la hora de cargar el combustible son de otros municipios: “Yo tuve contacto hoy con mi chofer que desde el lunes está en Manzanillo, me dijo que el problema es que la refinadora de Tula, Hidalgo y la zona de Guadalajara están mandando sus pipas hasta Manzanillo a surtir por eso se están atrasando con el abasto”.

Solís descartó que el desabasto se deba a un incremento en los precios y confirmó que si los precios aumentan sería hasta el próximo año, cuando los costos del combustible sean liberados. Argumentó que PEMEX avisa previamente de algún cambio considerable en el costo y de momento, los dirigentes de estos lugares, no han sido notificados de algún incremento.