El automóvil en el que un maestro de primaria de Guadalajara viajaba a Irapuato, Guanajuato, el pasado jueves 6 de julio, sufrió una volcadura sobre la autopista de Guadalajara-Maravatío.

Todo ocurrió cuando “tronó” la llanta trasera del lado del conductor. El maestro resultó con varias lesiones en la boca y en ambas manos, por lo que fue necesario su traslado a Ocotlán para su atención médica.