El concreto hidráulico tendrá resistencia para los próximos 30 años.

El pasado lunes 03 de abril el gobierno municipal de Ocotlán entregó de manera oficial la obra de pavimentación de poco más de 500 metros lineales, en el camino que va de la carretera estatal Ocotlán-Tototlán hasta la entrada de la comunidad de San Martín de Zula. La inversión realizada fue de cuatro millones de pesos provenientes del programa “3X1 Migrantes”, para pavimentar poco más de cinco mil metros cuadrados de 15 centímetros de espesor con concreto hidráulico MR 45.

El presidente municipal, Paulo Gabriel Hernández, explicó que el programa “3X1 Migrantes” sólo puede aplicar para ciertas comunidades y es por ello que no pueden implementarlo para ejercer obras públicas en todas las colonias del municipio:

“En este caso el señor gobernador tuvo a bien aportar por parte del estado ese 25% o ese peso, el gobierno federal de la misma manera ese porcentaje del 25%, y el gobierno municipal el 25%, pero nos falta la parte de los migrantes. Ojalá todo lo podamos convertir nosotros a este programa y que todos los pesos los podamos convertir en cuatro, la verdad es que el recurso que tiene Ocotlán lo quisiéramos meter a este programa pero tenemos un límite. Por esa razón tenemos que llevar obras a ciertos lugares, no alcanza para todas las comunidades ni para todas las colonias”.

Los trabajos de rehabilitación del tramo que da entrada a San Martín de Zula fueron iniciados el pasado 14 de noviembre de 2016. De acuerdo con el director de Obras Públicas del municipio, Martín González Valenzuela, el concreto que fue instalado en ese tramo tendrá la resistencia suficiente para la circulación de los vehículos automotores durante los próximos 30 años.

En caso de que los residentes del poblado de San Martín de Zula quieran continuar en el programa “3X1 Migrantes”, será necesario que hagan sus aportaciones de aproximadamente mil pesos por vivienda, así lo comentó el alcalde:

“Si ustedes quieren que continuemos en este programa necesitamos de la colaboración de su gente, de todos los migrantes que están allá y que les ayuden a ustedes en decir —Ahí les va la aportación que a nosotros nos corresponde— ese 25% para poder concluir las obras que tenemos contempladas en nuestra comunidad. Tanto la federación, el estado y el municipio ya cumplieron, ya hicieron la parte y estamos demostrando que sí se puede, ahora les corresponde a los ciudadanos”.

Debido a que la ciudadanía no ha hecho sus contribuciones como lo establece el programa, Gabriel Hernández le propuso a la población un lapso de dos meses para que cada una de las familias puedan aportar sus mil pesos que les corresponden para complementar la inversión que fue realizada en la obra.