El Papa Francisco pidió a los ocotlenses que recen por él, aprovechen la confesión y valoren el gran don de la aparición del Señor de la Misericordia en Ocotlán, Jalisco, esto en una de las sacristías de la Basílica de San Pedro, previo a la Misa de Canonización de San José Sánchez del Río y otros seis santos más en la ciudad del Vaticano.

El Diácono ocotlense José Adrián Padilla fue el encargado de entregarle al Papa Francisco una edición especial del libro “El Prodigio de Ocotlán”, en el que se recopilan los datos históricos relativos a la Aparición de Jesucristo el 3 de octubre de 1847 sobre el cielo de Ocotlán, Jalisco.

Sin duda, José Sánchez del Río nos ayudó a llevarle al Papa Francisco esta información.