Vecinos de la colonia comentaron que el drenaje ya estaba colapsado antes del socavón.

La dirección de Obras Públicas en conjunto con Gestión Integral del Agua iniciaron trabajos de reparación en el socavón que surgió el pasado sábado 09 de julio en la calle Insurgentes de la colonia Mascota, específicamente en un espacio aproximado de 70 metros que va de la calle 1910 hasta Ramón Corona.

En entrevista realizada el pasado lunes al director de Obras Públicas de Ocotlán, Martín González Valenzuela, mencionó que se realizará un cambio del cien por ciento en las conexiones de drenaje de esa calle y aseguró que la línea quedaría en funcionamiento total a partir del 11 de julio:

“Nos topamos que había aparte del colapso muchos problemas de fugas de agua potable. El día domingo se revisó la línea y se vio que también estaba colapsada, ahí se juntaron dos problemas: el del drenaje con el de la línea del agua. El día de hoy va a quedar resuelto el problema de drenaje al cien por ciento. Estamos cambiando el cien por ciento de drenaje en esta calle Insurgentes entre las calles 1910 y Ramón Corona, había un drenaje de diez pulgadas en concreto que data de cuarenta años atrás por uno de PVC que nos garantiza una vida útil de entre 60 y 70 años”.

González Valenzuela señaló que los recursos invertidos fueron de parte del ayuntamiento porque la renta del equipo y los materiales fueron con presupuesto municipal y los trabajos con personal en nómina.

Habitantes de la colonia Mascota están de acuerdo en que se haga la reparación las conexiones del drenaje porque comentan que ya estaba colapsado y no funcionaba correctamente:

“Se hace la reparación del pavimento y del drenaje más bien porque ya no había drenaje. Pues es lo máximo, cómo va a estar uno sin drenaje”.

“No nos avisaron pero llegaron cuando se ocupaban y se empezó a hacer el trabajo de la obra. Está bien que sigan haciendo obras para el municipio y ver los problemas para la gente cuando llueve. Ya no había ni drenaje, ya estaba todo colapsado allá en la esquina, hubo allá una cosa y se acabó”.

El titular de Obras Públicas dijo que el objetivo es culminar toda la obra a más tardar el fin de semana siempre y cuando los trabajos no sean interrumpidos por las lluvias:

“Las aguas pluviales de las casas están conectadas a los drenajes, en el momento que nos llueve pues nos atrasa, eso también implica que podamos tener pavimentado para el siguiente fin de semana y que el agua nos lo permita, pero las obras tales del agua y el drenaje funcionando al cien por ciento sí tiene que estar a más tardar jueves o viernes. La circulación ya con un concreto hidráulico, si el agua no lo permite, quedará el viernes o sábado. Si no lo permite el agua en cuanto nos dé oportunidad en el primer día estaremos terminando la pavimentación. Pero el drenaje queda hoy funcionando y el agua tiene que quedar jueves o viernes”.

Las labores realizadas comprendieron el resarcimiento de las conexiones de drenaje y de las tuberías del servicio de agua potable.