La Ley Federal de Juegos y Sorteos en el artículo 12 establece que están prohibidas las máquinas tragamonedas.

El 80% de las máquinas tragamonedas se ha retirado desde que entró la nueva administración en octubre de 2015, asegura la dependencia de Padrón, Licencias y Reglamentos de Ocotlán. Eso representa un aproximado de 200 máquinas decomisadas que circulaban en el municipio.

El director de la dependencia, Carlos Casillas Cervantes, explicó que constantemente realizan recorridos a negocios y tiendas de abarrotes para corroborar que no cumplen con licencias municipales para tener máquinas tragamonedas:

“Acudimos a las tiendas de abarrotes que tienen, o farmacias o el negocio que tú quieras que las tenga, revisamos la licencia es lógico que no van a tener una licencia municipal para desarrollar esta actividad, porque no es legal la actividad que se está haciendo a menos de que esté tutelada como los casinos. Un casino sí tiene una licencia municipal porque previamente tienen un permiso de gobernación, aquí es la falta de licencia lo que hace esta actividad ilegal”.

De acuerdo con el reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos, el artículo 12 establece que están prohibidas las máquinas tragamonedas en todas sus modalidades. Enmarca que una máquina de juego se puede considerar a todo dispositivo, a través del cual el usuario sujeto a la destreza, realiza una apuesta mediante la inserción de dinero, ficha, dispositivo electrónico o cualquier objeto de pago con la finalidad de obtener un premio no determinado de antemano. Casillas Cervantes recomendó a la ciudadanía que dejen de usar su dinero en las tragamonedas porque sólo funcionan como negocio para quienes las distribuyen:

“En cuanto a cómo gasta la gente su dinero, al uso o disfrute de estas máquinas de entretenimiento para algunos, pues bueno ya es discrecional. Yo en mi caso pues no soy muy afecto a esas cosas, yo les aconsejaría que no tiren su dinero porque si fuera un negocio para el que juega pues no habría tantas ¿verdad? Y el que tenga suerte pues que bueno. Lo que sí que es algo ilegal, inclusive la tipicidad del delito se da en el momento en que el ciudadano está jugando”.

Según la dependencia de Padrón y Licencias, a cada establecimiento que las tenga se les infracciona con mil 750 pesos y realizan procedimientos de revocación por mal uso de permisos. Pero independientemente de la multa, el informe se lo envían al gobierno federal para que realicen el procedimiento correspondiente, porque los sorteos de azar son actividades sancionadas por leyes federales. En seis negocios de Ocotlán que exhiben tragamonedas decidieron no proporcionar información al respecto.