Considerarán propuestas para concesionar en su totalidad el servicio de recolección de basura.

Debido al riesgo de que la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial clausure el vertedero municipal y a que la empresa que hasta el momento se encarga de darle mantenimiento al mismo, ya no desea continuar con estos trabajos, el gobierno municipal lanzará una convocatoria para licitar de manera pública la administración de este lugar.

Actualmente, la compañía que realiza estas labores es ECOPET, misma que de manera verbal acordó hacer la adecuación del vertedero a cambio de un porcentaje de las ganancias por la venta del material reciclado, sin embargo, luego de invertir cuatro meses para recuperar su inversión inicial, decidió dejar su encomienda.

Sobre por qué no se firmó un acuerdo por escrito con la empresa, el síndico municipal, Carlos Álvarez Ramírez, explicó:

“No estábamos en esas condiciones para esperar a que alguien operara y sacara adelante el vertedero en las condiciones en que las recibimos. El haber formalizado un contrato simple y sencillo de nada nos sirve para nadie aquí apelamos mucho a la caballerosidad y a la palabra que en su momento tuvo el presidente municipal con el representante legal de la empresa”.

De igual modo, el presidente de la Comisión de Aseo Público, Jesús Agustín, agregó que en caso de que ninguna empresa esté interesada en controlar el basurero municipal, ya están pensando en otras dos alternativas:

“la otra es pensar en la probabilidad de una concesión completa de toda la recolección de basura. La tercera es que si no hay interés de ninguna de las partes, tomaremos acciones para sacar el mayor provecho del vertedero para mitigar los gastos operativos del mismo vertedero que ascienden entre el 1.5 y el 2.2 millones de pesos su mantenimiento y manejo al año”.

Para concluir, Agustín Hernández indicó que el gasto que representa el servicio de recolección de desechos es de nueve millones de pesos anuales, por lo que buscarán que de los mismos desechos se pueda recuperar una parte para amortiguar dicho gasto.