Es la tercera reunión oficial para resolver el problema de azolve que ocasionó inundaciones y pérdida de cosechas.

La mesa de trabajo integrada por alcaldes de Ocotlán, Tototlán, Arandas y Poncitlán, junto con representantes de CONAGUA, SIAPA, SAGARPA y SEMADET, se reunieron por tercera ocasión de manera oficial, ahora en el municipio de Poncitlán, para tomar cartas en los problemas de desazolve en río Zula- Santiago. El objetivo primordial fue establecer una serie de acuerdos para comenzar lo antes posible con el trabajo de limpieza del río y evitar más inundaciones en diferentes hogares de los municipios, impedir la pérdida de cosechas y recuperar el flujo de agua hacia la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Cada uno de los representantes tenía su punto de vista respecto a la problemática y no había un acuerdo mutuo para determinar las acciones a realizar, sin embargo fue el alcalde de Ocotlán, Paulo Gabriel Hernández, quien recalcó cuál es el problema que les compete resolver a todos los agricultores y municipios:

“Creo que aquí nos volvemos a concentrar y seguramente vamos a coincidir todos en que lo que ocupamos: es el desazolve y el dragado del río Santiago. Con eso tanto agricultores, Zona Metropolitana de Guadalajara, Ocotlán, Tototlán y todos los demás no padecemos ya el problema, las gestiones tienen que aumentar de nivel aquí no vamos a resolver nada”.

Por su parte, los agricultores reclamaron la falta de interés de los municipios de la Zona Metropolitana de Guadalajara ante la problemática que afecta principalmente a Poncitlán y Ocotlán; mencionaron que no asistió ningún representante de estos ayuntamientos a las reuniones a pesar de que se habló de utilizar el canal de Atequiza como una fuente alterna para llevar agua a Guadalajara:

“Guadalajara está peleando por agua, Ocotlán está peleando porque no se inunde, y los productores no estamos haciendo nada y nos están afectando. Un solo día que se pare el riego nos afecta mucho, un solo día porque los cultivos no están esperando a que mañana. Yo pienso que debería estar aquí el presidente municipal de Guadalajara también, porque son los que están ocupando el agua”.

Luego de debatir y analizar a grandes rasgos la problemática, alcaldes e instituciones tomaron una serie de decisiones para comenzar a trabajar con la draga del río. Los acuerdos finales de la reunión fueron los siguientes:

·Comenzar a retirar el dique de piedra por medio de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública.
·CONAGUA realizará los estudios biométricos pertinentes.
·Tototlán y Ocotlán aportarán cada uno un camión para hacer el retiro del dique.
·SIAPA aportará una retroexcavadora.
·Poncitlán se hará cargo de pagos de maniobra necesarios para conseguir maquinaria y agilizar el trabajo.
·Cada institución y municipio involucrado nombrará a un representante para que se reúnan constantemente a constatar los avances, y
·Harán la visita al Congreso de la Unión para gestionar la draga de todo el río.